Las empresas españolas se ahorran 3.300 millones de euros en salarios al año gracias a los becarios, según UGT

-El sindicato propone que los becarios cobren una cuantía mínima y establecer un registro nacional centralizado

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

Las empresas españolas dejan de pagar 3.300 millones de euros en salarios y 1.312 millones en cotizaciones a la Seguridad Social cada año gracias a las prácticas no laborales, según UGT.

Es la principal conclusión del ‘Informe preliminar sobre prácticas no laborales. Principales fraudes y batería de propuestas’ elaborado por UGT y presentado este lunes de cara a la negociación del Estatuto del Becario en la mesa de diálogo social junto a la patronal y el Ministerio de Trabajo.

Según el informe, entre 2014 y 2020 más de 1.080.000 becarios habrían realizado cada año prácticas no laborales, que incluyen las prácticas académicas en el ámbito universitario, asociadas a los Certificados de Profesionalidad y a los ciclos de Formación Profesional. La cifra se traduce, según UGT, en más de 315.000 puestos de trabajo anuales.

En total, el ahorro estimado entre 2014 y 2020 es 19.981 millones de euros en salarios y más de 8.590 millones de euros en cotizaciones a la Seguridad Social si estas personas hubiesen cobrado el salario mínimo.

Entre la batería de propuestas que presenta el sindicato de cara a la negociación, se incluye la obligación de percibir una compensación de gastos, estar afiliado a la Seguridad Social, así como derecho a tener tres días naturales para atender asuntos propios. También reclama UGT el derecho a asistir a prácticas obligatorias en la universidad, exámenes o a citas médicas.

Asimismo, se propone limitar el número de prácticas a no más del 20% del total del curso académico (35% en el caso de las prácticas de los ciclos de FP) y establecer un ratio de personas en prácticas por el número de trabajadores.

Respecto a la mejora del seguimiento y control, se propone crear un Registro Nacional de Prácticas y la figura de los Agentes Sindicales de Becarios, cuya función será velar por el correcto funcionamiento de las prácticas no laborales y detectar los posibles usos abusivos.

FRAUDES DETECTADOS

El portavoz de la asociación de jóvenes de UGT, Revolución Ugetista (RUGE), Eduardo Magaldi, detalló los principales fraudes encontrados en las empresas, señalando que, en muchos casos, las personas en prácticas no obtienen un aprendizaje real ni una tutorización efectiva por parte de la empresa y muchas veces no están remuneradas. Asimismo, muchos estudiantes tuvieron dificultades para compatibilizar sus horarios de trabajo con las obligaciones académicas.

Además, muchos trabajadores trabajan más horas de lo acordado, por lo que esta modalidad de contrato pasa a ser «un mero formalismo para poder utilizar esta fórmula de prácticas en vez de un contrato laboral» en una figura que se conoce como ‘falso becario’, ya que estos trabajadores realizan trabajos productivos o estructurales de la empresa o llegan a manejar departamentos enteros.

Según Magaldi, los casos de fraude de menor gravedad se suelen encontrar con mayor frecuencia en prácticas curriculares y los más abusivos en prácticas extracurriculares o centros formativos con títulos propios. EL portavoz de RUGE resaltó concretamente los casos de algunas escuelas de negocio privadas que ofrecen títulos propios de máster a cambio de jornadas laborales de entre seis y ocho horas.

Entrada siguiente

El programa de apoyo a la digitalización industrial recibe proyectos de 116 empresas

Mar May 24 , 2022
MADRID, 23 (SERVIMEDIA) La nueva convocatoria anual de la línea de ayudas a la iniciativa Industria Conectada 4.0, ‘Activa Financiación’, correspondiente al año 2022, ha recibido 129 solicitudes por parte de un total de 116 empresas por un importe de 64 millones de euros. Así lo indicó este lunes el […]