Las bajas a causa de la covid en 2020 y 2021 costaron a trabajadores, empresas y Administración, al menos, una media de 794 euros por baja

– Más de 4.800 millones de euros para ambos ejercicios, según un estudio de los Gestores Administrativos

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

El Observatorio de la Gestión Pública (OGP), liderado por el Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid, ha realizado un estudio sobre el coste que las bajas por covid producidas en 2020 y 2021 ha tenido para empresas, trabajadores y Administración que concluye que costaron, al menos, una media de 794 euros por baja.

Para poder llevar a cabo el estudio, se han tenido que conjugar diversas hipótesis. En todo caso, se ha procedido a utilizar la opción más conservadora, por lo que el cálculo realizado es considerado como un mínimo por parte del OGP.

En primer lugar, se ha dispuesto del número de bajas por covid y su plazo medio. Según los datos facilitados por la Seguridad Social, en 2020 se produjeron 2.887.120 bajas por covid, que representan el 34,2% de las bajas totales durante el ejercicio. El período medio de estas bajas ascendió a 17,04 días, frente a los 40,28 días de media para el conjunto de bajas de 2020.

Durante el ejercicio 2021 se produjeron 3.194.502 bajas, que representaron el 38,08% del conjunto total de bajas del año. La media de estas bajas fue de 12,8 días, frente a los 22,3 días de media del conjunto total de bajas. Hay, pues, un incremento en el número de bajas, si bien estas fueron de menor duración que en el año anterior.

Para calcular el coste real de estas bajas, el estudio indica que hay que conocer, para cada una de ellas, el salario que percibe cada trabajador. Como esto no es posible, ha utilizado el SMI de 2020 para el cálculo en ambos ejercicios. Es esta una de las razones por las que el informe advierte de que el cálculo hace referencia a un coste mínimo que, con total seguridad, ha sido mayor.

En primer lugar, el estudio hace referencia al coste para la empresa, que tiene tres partes diferenciadas. Por un lado, la empresa realiza el pago del día en que se le da la baja al trabajador, aun cuando éste no haya prestado sus servicios ese día, y también la cuota de la seguridad social que se abona durante los días de baja. Por ambos conceptos, las empresas abonaron un mínimo de 677 millones de euros en 2020 y de 592 millones de euros en 2021.

Un tercer coste sería la sustitución del trabajador, para mantener el nivel de producción o servicio por parte de la empresa. Este coste, que no se ha tenido en cuenta en el cálculo inicial, ascendería en 2020 a 2.388 millones de euros (costes directos más seguridad social) y en 2021 a 1.985 millones de euros, según señala el estudio.

En segundo lugar, el análisis efectuado por el OGP ha calculado el importe que ha dejado de percibir el trabajador durante el período de la baja. Según la normativa vigente, al trabajador en baja le corresponde el 75% de la base reguladora.

En algunos convenios, como el de hostelería, este importe lo complementa el empresario y no lo pierde el trabajador. En todo caso, bien porque no lo percibe el trabajador y es un coste para él, bien porque lo tiene que pagar el empresario, es un coste añadido a la baja. El montante en 2020 ascendió a un mínimo de 570 millones de euros y en 2021 un mínimo de 473 millones de euros.

En tercer lugar, el estudio calcula el importe pagado por la Administración, esto es, el 75% de la base reguladora. Explica que se ha hecho el cálculo sobre el SMI de 2020, por lo que se trata de un cálculo de mínimos. Para 2020, el importe pagado ascendió a 1.383 millones de euros y para 2021, el importe fue de 1.133 millones de euros.

IMPORTE TOTAL

El estudio expone que, sin considerar sustituciones, el importe total correspondiente a empresa, trabajador y Administración para 2020 se eleva a 2.630 millones de euros. Para 2021 el importe conjunto ascendió a 2.198. En total, el coste de los dos años ascendió a 4.828 millones de euros. El total de bajas para los años 2020 y 2021 se eleva a 6.081.622, por lo que el importe medio por baja se puede estimar en un mínimo de 794 euros por baja.

Si se incorpora a la ecuación la estimación de costes de sustitución de la persona de baja, el importe en 2020 ascendería a 5.018 euros y el de 2021 a 4.183 millones de euros. Un coste total de 9.201 millones de euros.

«Adicionalmente a los problemas de liquidez, caída de los ingresos, dificultades para llevar a cabo su actividad, las propias bajas han supuesto un elevado coste para empresas, trabajadores y Administración. Estamos hablando de un mínimo de 4.828 millones de euros, si no contamos con las posibles sustituciones de trabajadores en baja, que elevarían este coste hasta los 9.201 millones de euros. Y eso considerando un escenario de mínimos, pues el salario medio de las personas de baja no se corresponde con el SMI de 2020 con total seguridad», señala Fernando Jesús Santiago Ollero, presidente del Ilustro Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid y presidente del Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos.

«Con el Observatorio de la Gestión Pública, el Colegio de Gestores Administrativos de Madrid persigue hacer un análisis permanente del funcionamiento de determinadas áreas de las Administraciones. Y, además, quiere contribuir a un mejor conocimiento de lo que sucede en nuestro entorno y su impacto en administraciones, negocios y ciudadanos. Con este análisis hemos querido ponerle números a las bajas de una pandemia que ha hecho mucho daño a la salud, pero también a las finanzas de trabajadores, negocios y administraciones», indica Santiago.

Entrada siguiente

El 16% de las empresas sufrió impagos significativos durante 2021

Vie May 6 , 2022
MADRID, 05 (SERVIMEDIA) El 16% de las empresas españolas ha sufrido impagos significativos durante 2021 a pesar de la extensión de las inyecciones de liquidez y los estímulos fiscales que ha recibido el tejido empresarial para paliar los efectos económicos de la pandemia de covid-19. Esta es una de las […]