Unas 200 empresas buscan petróleo, gas o carbón en 48 países de África

– Según un informe elaborado por más de una treintena de ONG

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

Alrededor de 200 empresas de petróleo, gas y carbón están actualmente desembarcando en 48 de los 55 países de África al explorar o desarrollar nuevas reservas de combustibles fósiles, o poner en marcha nuevas infraestructuras fósiles, como terminales de gas natural licuado (GNL), oleoductos o centrales eléctricas de gas y carbón.

Así se explica en el informe ‘¿Quién financia la expansión de los combustibles fósiles en África?’, elaborado por la ONG alemana Urgewald, Stop Eacop (East African Crude Oil Pipeline), Oilwatch Africa, Africa Coal Network y otras 33 ONG africanas.

El informe fue dado a conocer este martes coincidiendo con la segunda y decisiva semana de la Cumbre del Clima, conocida como COP27 y que se celebra en Sharm el Sheij (Egipto).

«Los combustibles fósiles están en la raíz de la crisis climática y África se ve más afectada por esta crisis que cualquier otro continente. Sin embargo, 200 empresas de carbón, petróleo y gas están inundando el continente con proyectos de energía sucia que son completamente incompatibles con los objetivos climáticos de París y el límite de 1,5 grados», resume Omar Elmawi, de la campaña Stop Eacop.

Según el informe de las ONG, estas empresas están llevando a cabo proyectos de expansión de combustibles fósiles en 48 de los 54 países africanos.

PETRÓLEO Y GAS

Mientras los delegados de casi 200 países negocian en la Cumbre del Clima en Sharm El Sheikh, 55 empresas buscan nuevos campos de petróleo y gas solo en Egipto. Desde 2017, se han autorizado 886.000 kilómetros cuadrados, un área más grande que Francia e Italia juntas, para nuevas exploraciones de petróleo y gas en África.

De los más de 409 Estados africanos donde la industria del petróleo y el gas está actualmente buscando nuevos hallazgos, 18 son lo que el sector llama ‘países fronterizos’, es decir, naciones como Namibia, Uganda o Somalia que tienen poca o ninguna producción de petróleo o gas existente.

Los gastos totales de capital para la exploración de petróleo y gas en África aumentaron desde los 3.400 millones de dólares en 2020 a 5.100 millones de dólares en 2022. Las empresas africanas representaron menos de un tercio de esta suma. La mayor parte de la exploración de nuevos recursos de petróleo y gas en África es realizada y financiada por empresas extranjeras.

«Cada dólar gastado en nuevas exploraciones de petróleo y gas va en contra de la hoja de ruta de 1,5 °C establecida por la Agencia Internacional de la Energía en 2021. Las instituciones financieras deben abandonar a los clientes que todavía están buscando nuevos recursos de petróleo y gas que no podemos permitirnos quemar», indicó Heffa Schuecking, directora de Urgewald.

PETRÓLEO Y GAS

El informe evalúa qué compañías planean poner en producción la mayor cantidad de nuevos recursos de exploración y producción de petróleo y gas en África antes de 2030.

El ranking lo lidera la petrolera francesa TotalEnergies, que ya obtiene un 25% de su producción de hidrocarburos de África y pretende agregar 2.270 millones de barriles de petróleo equivalente a su cartera africana. La extracción y combustión de estos nuevos recursos equivaldría a tres años de emisiones anuales de gases de efecto invernadero de Francia.

El segundo y tercer mayor desarrollador en África son la empresa estatal argelina de petróleo y gas Sonatrach (1.750 millones de barriles equivalentes de petróleo) y la petrolera italiana Eni (1.320 millones de barriles equivalentes de petróleo).

En total, las empresas de petróleo y gas se están preparando para agregar al menos 15.800 millones de barriles de petróleo equivalente a sus carteras de producción en África antes de 2030. La extracción y combustión de estos recursos de petróleo y gas liberaría ocho gigatoneladas de CO2 equivalente a la atmósfera, más del doble de la cantidad que emite la UE cada año, según el informe.

En África, las compañías de petróleo y gas están desarrollando nuevas terminales de gas natural licuado con una capacidad combinada de más de 87 millones de toneladas por año. Estos proyectos aumentarán la capacidad de gas natural licuado existente en África en un 116 %. Más del 97% de la nueva infraestructura se está construyendo para la exportación, principalmente a Europa y Asia.

«La adicción a los combustibles fósiles en Europa es uno de los principales impulsores de los nuevos proyectos de GNL en África. La fiebre por el petróleo y el gas de África no tiene nada que ver con aumentar el acceso a la energía para los africanos», sentencia Anabela Lemos, directora de Amigos de la Tierra Mozambique.

CARBÓN

Por otro lado, la industria del carbón aún se está expandiendo en el continente, pues nuevas centrales eléctricas, minas o infraestructura de transporte de ese combustible fósil están planificadas o en desarrollo en 11 países africanos.

En total, 10.135 megavatios de nueva capacidad a carbón aún están en proceso. Más de la mitad de la nueva capacidad de energía a base de carbón está prevista en Zimbabue y en gran medida impulsará las operaciones mineras en lugar de proporcionar energía a un 47% de la población, que aún no tiene acceso a la electricidad.

Actualmente, se están desarrollando 70 nuevas minas de carbón o extensiones de minas en nueve países africanos. Las naciones con el mayor número de proyectos de minería de carbón son Sudáfrica (49), Zimbabue (6), Botsuana (5) y Mozambique (4).

FINANCIADORES

«África tiene el 39 % del potencial renovable total del mundo, pero los inversionistas extranjeros continúan financiando un futuro fósil para nuestro continente», dice Bobby Peek de la campaña Life After Coal en Sudáfrica. En julio de 2022,

Más de 5.000 inversores institucionales poseían el pasado mes de julio acciones y bonos por un total de 109.000 millones de dólares en empresas que desarrollan nuevos proyectos de combustibles fósiles en África, según el informe.

Los 23 principales inversores representan el 50% de esta suma, de los cuales 14 tienen su sede en Estados Unidos, seis en Europa, uno en Canadá, uno en India y uno en Sudáfrica.

El mayor inversor en expandir los combustibles fósiles en África es el gigante de inversiones estadounidense BlackRock (con 12.000 millones de dólares), por delante de Vanguard (8.400 millones) y el Fondo de Pensiones del Gobierno de Noruega (3.700 millones).

Los bancos comerciales canalizaron más de 98.000 millones de dólares a empresas que desarrollan nuevos proyectos de combustibles fósiles en África entre enero de 2019 y julio de 2022. De este total, 44.000 millones se proporcionaron a través de préstamos y 54.000 millones mediante la suscripción de emisiones de nuevas acciones y bonos.

El banco que más invierte en combustibles fósiles en África es Citigroup (5.600 millones de dólares), seguido de JPMorgan Chase (5.100 millones) y BNP Paribas (4.600 millones). En la lista también figuran el Santander (1.984 millones) y el BBVA (1.352 millones).

«Es hora de que las instituciones financieras se aparten de las empresas que están inflando el presupuesto mundial de carbono y encerrando a África en las fuentes de energía sucia del pasado. Las organizaciones de la sociedad civil de toda África están pidiendo un futuro de energía renovable verde que brinde acceso a la energía para todos», concluyó Elmawi.

Entrada siguiente

Pallete alerta de que tres de cada cuatro empresas tienen difícil encontrar trabajadores con la preparación digital requerida

Vie Nov 18 , 2022
MADRID, 17 (SERVIMEDIA) El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, advirtió este jueves de que «tres cuartas partes de las empresas afrontan dificultades para encontrar personas con los conocimientos necesarios» en materia digital, y la formación constituye «la herramienta más poderosa» para impulsar la competitividad de los países. «Solo en […]