Las empresas no financieras aumentaron su beneficio un 120% en el primer semestre

– El Banco de España detecta un aumento de empresas vulnerables muy expuestas a la subida de los precios de la energía

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

Las empresas no financieras registraron en el primer semestre de este año un resultado neto un 120% superior al del mismo periodo del año anterior y su facturación creció un 48,3% por la recuperación de la actividad y el aumento de los precios de venta.

Así lo reflejan los resultados del segundo trimestre de las empresas no financieras a partir de la información de la Central de Balances del Banco de España.

Entre enero y junio de 2022 aumentó el valor añadido bruto un 18,8% en términos nominales, con recuperación en todos los sectores. Destaca la industria (+48%), el comercio y hostelería (+25,4%) y el agregado que engloba al resto de las actividades (+24,5%). En sentido contrario, la energía experimentó una caída del 9,4% de su valor añadido.

Los gastos de personal aumentaron un 6,4% entre enero y junio en términos interanuales, evolución que se ha visto impulsada tanto por el incremento de las plantillas medias efectivas como, en menor medida, por el ascenso de las remuneraciones, que crecieron un 2,6%.

El resultado económico bruto se elevó un 35,1% en un contexto de fuerte aumento de los costes de producción, lo que «refleja tanto la recuperación de la actividad como la capacidad que han tenido muchas empresas de trasladar una parte importante del repunte de sus costes a los precios de venta», según el Banco de España. El resultado ordinario neto aumentó un 84,6%.

El crecimiento de la actividad empresarial en el primer semestre de 2022 ha permitido que los excedentes (valor añadido, resultado económico bruto y el resultado ordinario neto) se situaran ya en niveles similares -o incluso algo superiores- a los registrados en el mismo período de 2019. El empleo también está ya muy cerca de los niveles prepandemia, aunque se mantiene aún ligeramente por debajo.

La evolución mediana de los márgenes empresariales evidencia que éstos se habrían mantenido prácticamente estables en 2022 y la rentabilidad ordinaria creció hasta aproximarse a los valores registrados en 2019.

Por su parte, el coste medio de la deuda viva se mantuvo estable (en torno al 1,6%), evidenciando que las subidas de los tipos de interés que se están produciendo en el mercado aún no están afectando de forma significativa a los costes financieros de las empresas.

El Banco de España también analiza la evolución de la vulnerabilidad financiera de las empresas y concluye que en 2022 siguió descendiendo el porcentaje de aquellas consideradas vulnerables, incluso en sectores más afectados por la crisis sanitaria.

Sin embargo, detecta que se habría producido un repunte de la proporción de empresas económica y financieramente vulnerables que, estando poco afectadas por la pandemia están muy expuestas al incremento de los precios de la energía y se estarían viendo impactadas negativamente por la crisis energética.

No obstante, hay que tener en cuenta que este grupo era el que presentaba en 2021 una proporción de compañías vulnerables más reducida, e incluso, después del incremento experimentado en 2022, ésta seguiría estando en niveles bajos en comparación con los otros grupos.

Entrada siguiente

Fundación ONCE acoge mañana un 'Córner café' con la empresa Roche para hablar de 'Cloud Computing'

Jue Sep 22 , 2022
MADRID, 22 (SERVIMEDIA) El programa ‘Por Talento Digital’ de Fundación ONCE, que ofrece formación a personas con discapacidad en competencias digitales y fomenta su empleo en el sector tecnológico, celebrará mañana viernes un ‘Córner café’ con la empresa Roche para acercar el mundo digital a jóvenes con discapacidad. Bajo el […]