El 80% de las empresas españolas prevé un empeoramiento de la economía en 2023, aunque el 63% realizará nuevas contrataciones

– Según un informe de CEOE y Randstad, que avisa de que el 72% de las compañías tiene dificultades para cubrir vacantes

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El 80% de las empresas españolas prevé que la situación económica, tanto nacional como internacional, empeorará en 2023, al tiempo que el 66% considera que la situación de su sector también se deteriorará. Pese a estas cifras, el 63% cree que realizarán nuevas contrataciones durante el próximo ejercicio.

Estas son algunas de las conclusiones del ‘Informe de Tendencias de Recursos Humanos’ presentado este miércoles en rueda de prensa por Randstad y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), en el que se pone de relieve también que el 21% de las compañías todavía está «lejos» de recuperar la situación en que se encontraban antes de la pandemia de covid-19 y que el 44% cree que la situación empeorará en 2023 en el seno de su propia empresa por la evolución del contexto económico.

No obstante, la mayoría (64%) de las empresas ha conseguido adaptarse a los diferentes contextos que se han ido presentando en los últimos años y se encuentra en «razonablemente buena situación», aunque la situación económica actual les está resultando «complicada».

Asimismo, aunque ocho de cada diez empresas prevén un empeoramiento de la economía tanto a nivel nacional como internacional, el 63% de ellas contratará nuevo personal en los próximos 12 meses, un volumen que se eleva hasta el 87% en el caso de las grandes compañías.

Los motivos para las nuevas incorporaciones serán el crecimiento del negocio (elegido por el 52% de los encuestados), la rotación de la plantilla (50%) y la necesidad de nuevas habilidades (32%).

RETOS

En cuanto a los retos para el próximo año, las empresas apuntan a mejorar la productividad (elegido por el 58% de las empresas), la adaptación operativa a la nueva situación (75%) o la búsqueda de eficiencia en ámbito financiero (45%).

En este sentido, la mayoría de las empresas prevé realizar diferentes tipos de cambios organizativos para cumplir con los retos y adaptarse a la compleja realidad económica actual. Los encuestados apostarán principalmente por reducir gastos (en el 87% de los casos), impulsar la digitalización y la innovación tecnológica (82%) e incrementar el rendimiento (79%).

En cuanto a los desafíos relacionados con los recursos humanos, la escasez de talento aparece como el principal -elegido por el 53% de los encuestados- que van a tener que enfrentar las empresas en el próximo año. Le sigue la fidelización de ese talento y crear un clima de trabajo adecuado, ambos señalados por el 42%.

«Las empresas coinciden en que la escasez de talento es un problema de gravedad, hasta el punto de que empeora la productividad y la capacidad de satisfacer al cliente, y como consecuencia, afecta a la competitividad en el escenario tan complejo que estamos atravesando», señala el estudio de CEOE y Randstad.

De hecho, el 72% de las empresas afirma que se enfrentan al problema de la escasez de talento, siendo de manera muy significativa para cuatro de cada diez. Además, el 87% de las empresas han buscado algún perfil en los últimos 12 meses. La gran mayoría de ellas se han enfrentado a dificultades para cubrir sus vacantes, especialmente en perfiles de cualificación alta y media.

En concreto, las empresas apuntan a problemas como la dificultad de acceder a determinados perfiles (para el 64% de los empleadores), una elevada competencia en el sector (55%) y el reducido atractivo de determinados sectores (49%).

En este sentido, para casi la mitad de las empresas, el actual nivel de rotación se convierte en un cierto desafío. El escenario postpandemia ha impactado de forma negativa en el atractivo como sector en un 47% de empresas y, además, han surgido mayores oportunidades para los trabajadores, lo que trae consigo mayores niveles de rotación.

Para evitarlo, los empresarios señalan la importancia de un buen clima laboral (opción escogida por el 83% de ellos), la flexibilidad en horarios y lugar de trabajo (76%), generar opciones de crecimiento en carrera (74%) y en salario (67%), y reconocimientos y visibilidad de los logros alcanzados (50%).

PRESENTACIÓN

El acto de presentación del informe contó con la presencia del presidente de CEOE, Antonio Garamendi; el presidente Ejecutivo de Randstad España, Portugal y Latinoamérica, Jesús Echevarría; el director del instituto de investigación Randstad Research, Valentín Bote; y la directora del Departamento de Empleo, Diversidad y Protección Social de CEOE, Rosa Santos.

Garamendi alertó de la dificultad de las empresas para encontrar talento, poniendo como ejemplo que en la construcción faltan unos 100.000 profesionales. Apuntó que esta situación se debe a un problema de «aptitud», por lo que pidió avanzar en una mayor formación en el mercado laboral. A su juicio, el pacto en materia de formación profesional entre sindicatos, patronal y Gobierno será muy relevante en este sentido.

Por su parte, Echevarría destacó los efectos positivos de la reforma laboral en el mercado de trabajo, si bien avisó de que está aumentando «la mortalidad» de los contratos indefinidos, ya que, pese a haberse firmado más de tres millones de contratos fijos con la vigencia de la nueva legislación, el número de empleados con contrato indefinido solo ha repuntado en un millón.

En su opinión, el contrato fijo discontinuo está supliendo en buena manera la contratación por obra y servicio, ya que este contrato ha sido derogado con la nueva normativa.

Entrada siguiente

La Asociación de Empresas de Eficiencia Energética ofrece pautas para ahorrar y gestionar mejor el consumo

Mié Nov 16 , 2022
MADRID, 16 (SERVIMEDIA) La Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3E) enumeró este miércoles cuáles son los pasos que las empresas deben dar para mejorar la eficiencia energética, «en un momento en el que la lucha por el cambio climático y la descarbonización de la economía se encuentran en los […]