Los secretos durante la candidatura de Ronald Reagan

Hace un par de años estaba un gran periodista renunciando a sus variedades de la academia de derecho para ocuparse en la cruzada presidencial de Walter Mondale, el aspirante demócrata contra Ronald Reagan, cuando le remitieron uno de esos correos telefónicos de matiz rosa que antes eran propagados y me expresaron que Vonnegut había citado, pidiendo departir con uno de Los literatos de discursos de Mondale. Todo ejemplar de personas citaron para hablar con los periodistas de discursos con todo tipo de insinuaciones extrañas. Esto sin duda tenía que ser lo más atrayente.

Por supuesto, supo de inmediato lo que ambicionaba decir. América se había transformado en una excelente nación porque siempre había seguido sus ojos en el futuro. Eso se transformo con la designación de Ronald Reagan, cuando la reproducción de Baby Boom, los seguidores fanáticos de Reagan, se bautizó en la multitud más grande en el electorado e inició a propagarse en los medios político y económico. La impresión de derecho de los Boomers inició a declararse en la larga ofensiva por lo que se conoció como derechos, principalmente el original y el más magno, el Convincente Social y el Medicare, y lo que expresan acerca de nuestras cualidades hacia las reproducciones futuras.

Esa interrogación se está desplegando actualmente en la rigidez entre el deseo más viejo de los moderados tradicionales, por no decir concluir al menos para eviscerar los derechos, y los dictámenes plenamente contrarias de Donald Trump y sus secuaces primordiales, quienes promovieron la apropiación republicana completa en el gobierno. Trump, cuyo soporte se mantiene en gran parte entre los norteamericanos de mayor edad, ha ofrecido periódicamente que no truncará los derechos con los que cuentan sus electores, pero eso visiblemente entra en aprieto con el diario de su partido en el Congreso y, hasta el instante, cuando los primeros han colisionado con el este último ha ganado.

Inclusive antes de que el desconocido procedimiento de impuestos del Partido Republicano fuera competente por el Senado, añadiendo la friolera de $ 1 trillones al conflicto nacional para proporcionar la tienda a las compañías y los norteamericanos más ricos, estos congresistas ya estaban descubiertos su conveniente derroche exige abatir El déficit truncando sus derechos.

Entrada siguiente

La manera en que lees los libros dice mucho acerca de tu inteligencia

Sáb Nov 24 , 2018
Es por eso que los individuos más inteligentes del mundo tienen toneladas de libros que no leen. Si te agrada leer tanto como yo, ingresar a una librería como un mayor siente puntualmente como ir a un bazar de dulces cuando era niño. Los anaqueles están formados con el conocimiento […]