El Banco de España aboga por subir impuestos medioambientales y al consumo y bajarlos sobre renta y cotizaciones

– Defiende distribuir a los hogares de rentas bajas los ingresos adicionales que proporcionaría el aumento de la tributación del consumo

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

El Banco de España aboga por realizar «una revisión integral del sistema tributario» que conlleve un aumento de la tributación medioambiental para llevar a cabo la transición ecológica y subir también los impuestos al consumo y, al tiempo, bajar la imposición sobre la renta y las cotizaciones sociales.

Así se refleja en su ‘Informe anual 2021’, en el que, en términos de política fiscal, la institución dirigida por el gobernador Pablo Hernández de Cos apunta que «es imprescindible que, en el marco de una recuperación aún incompleta, la política presupuestaria ayude a contrarrestar los efectos adversos que la guerra en Ucrania supone sobre la actividad».

Sin embargo, añade que, debido a los altos niveles de endeudamiento público y de déficit, «es fundamental que estas medidas de apoyo se diseñen de forma muy focalizada hacia los hogares y las empresas más vulnerables».

Por ello, considera deseable «centrar los esfuerzos en el apoyo a los hogares de rentas más bajas, que son los que más padecen el impacto de la inflación, y a las empresas más vulnerables a esta nueva perturbación».

Asimismo, destaca la necesidad de que estas medidas sean «focalizadas» y que tengan «una naturaleza temporal y no supongan una distorsión significativa sobre las señales de precios», para así evitar una realimentación del actual proceso inflacionista.

CONSOLIDACIÓN FISCAL

Además, el Banco de España advierte de la «vulnerabilidad» que supone para España el mantenimiento en el tiempo de unos elevados niveles de endeudamiento público, así como que esta situación deja menos margen de actuación fiscal ante posibles perturbaciones adversas que puedan darse en el futuro.

Así, la institución reclama la elaboración con perspectiva de medio plazo de un plan de consolidación fiscal plurianual que otorgue confianza y que, una vez superada la pandemia y los efectos adversos de la guerra en Ucrania, refuerce la sostenibilidad de las cuentas públicas mediante una ejecución gradual.

REFORMA FISCAL

En este contexto, el informe considera «imprescindible» una «revisión integral del sistema tributario español para lograr que las distintas figuras impositivas alcancen sus objetivos de la manera más eficaz y eficiente posible».

El Banco de España recuerda que, en comparación con la media de la UE, el sistema tributario español mantiene una recaudación menor en términos tributación del consumo y tributación societaria, mientras que la imposición sobre la renta aporta unos ingresos en línea con la media europea y los ingresos de las cotizaciones sociales se encuentran por encima de la media.

Por ello, el documento elaborado por el Banco de España apunta que «la literatura académica ha señalado que existen ganancias potenciales, en términos tanto de eficiencia como de equidad, provenientes de otorgar un mayor peso relativo a la imposición sobre el consumo frente a la imposición sobre la renta».

Así, la institución aboga por una revisión del gasto fiscal asociado a los beneficios fiscales establecidos en la tributación sobre el consumo, y, en relación con los efectos distributivos de esta estrategia, señala que «los ingresos adicionales asociados a las ganancias de eficiencia de la recomposición de la cesta tributaria podrían destinarse a neutralizar sus efectos regresivos, sobre todo, como consecuencia de la mayor imposición al consumo».

Esta compensación, añade, «podría articularse tanto a través de ajustes en la imposición sobre la renta personal como mediante distintos esquemas de transferencias a los hogares con menor renta».

IMPOSICIÓN MEDIOAMBIENTAL

Por otro lado, el Banco de España también asegura que «los ambiciosos objetivos medioambientales» asumidos por España «apuntan a la necesidad de introducir nuevas medidas impositivas en la energía, los hidrocarburos y el transporte».

En este sentido, destaca el «consenso generalizado» sobre el hecho de que «la imposición medioambiental constituye el mecanismo más eficiente para que los agentes económicos internalicen las consecuencias climáticas de sus decisiones».

También apunta que en términos de recaudación, la fiscalidad medioambiental está en España por debajo de la media europea, especialmente por la menor tributación de los impuestos sobre la energía y, en particular, sobre los hidrocarburos.

Por todo ello, la institución supervisora ve «imprescindible potenciar y mejorar el diseño de la fiscalidad medioambiental» con el objetivo de que la economía española «pueda avanzar eficientemente en el proceso de transición ecológica». Sobre este punto, el informe indica que el ‘Libro Blanco sobre la Reforma Tributaria’, publicado en marzo por Hacienda «constituye un punto de partida indispensable de cara a valorar una posible revisión integral de la fiscalidad medioambiental en nuestro país».

«Un uso eficiente de los recursos obtenidos a través de una mayor imposición medioambiental podría reducir significativamente los costes de transición para el conjunto de la economía», afirma el informe del Banco de España, que agrega que «la considerable brecha negativa que España mantiene con otras economías de nuestro entorno en cuanto a la recaudación por tributos medioambientales apuntan a que existe un amplio margen para elevar los ingresos de la fiscalidad medioambiental en la economía española».

Por último, también asegura que «la potencia recaudatoria de algunas de las iniciativas tributarias que podrían desplegarse en este ámbito permitirían que los costes que la transición ecológica implicará para la economía española en el corto plazo se vieran sensiblemente mitigados».

Asimismo, observa que la mayor recaudación de la tributación medioambiental permitiría «reducir la tributación del trabajo», con «un considerable impacto expansivo sobre la actividad», así como «desplegar políticas compensatorias que redujeran los costes de transición en el corto plazo para las empresas y los hogares más vulnerables».

Entrada siguiente

El Banco de España avisa de que parte del aumento de la estabilidad en el empleo podría deberse a la "destrucción" de trabajo temporal

Mié May 18 , 2022
– Aunque valora los efectos positivos en la vida de las personas con la «reducción de la precariedad» MADRID, 18 (SERVIMEDIA) El Banco de España pone en valor que, durante los más de cuatro meses que la reforma laboral lleva en vigor, «la contratación indefinida se ha acelerado significativamente» y […]