El 67% de los directivos asegura que su empresa no adopta medidas de protección de la salud mental de los trabajadores

– Según un estudio de Adecco, que avisa de que solo el 61,24% de las empresas adopta medidas para impulsar el acceso de mujeres a puestos directivos

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El 67,64% de los directivos españoles asegura que en su empresa no se llevan a cabo acciones para prevenir los problemas de salud mental de los empleados, mientras que solo el 32,36% asegura que sí se desarrollan medidas de este tipo.

Así se pone de relieve en un estudio de LHH Executive, una división del Grupo Adecco, en el que se indica que, entre los que indican que sí se implantan medidas de este tipo, las acciones pasan por la formación de apoyo para evitar el estrés o cualquier factor psicosocial (59,28%), acceso a recursos de ayuda psicológica (53,29%), talleres o actividades como risoterapia, meditación o yoga (43,71%) y otros (6,59%).

Son los líderes que trabajan en empresas de 250 a 1.000 empleados, en mayor proporción que el resto, los que aseguran que su organización lleva a cabo alguna iniciativa para prevenir los problemas de salud mental.

Además, pese al bajo porcentaje de directivos que aseguran que en su empresa se adoptan medidas de cuidado de la salud mental, más de la mitad de las personas encuestadas está preocupada por la salud mental de su plantilla (55,23%).

Las mujeres, los que trabajan en empresas de 10 a 49 empleados o 250 a más de 1.000 empleados y los que pertenecen al sector industrial, en mayor medida que el resto, afirman estar preocupados por la salud mental de los empleados.

En cuanto a la salud mental de los propios directivos, el 51,94% dice encontrarse bien. Sin embargo, el 36,43% afirma tener altibajos, en los picos de trabajo sufren estrés y ansiedad y el 3,10% asegura que la pandemia empeoró su salud mental. Solo un 8,53% indica directamente no tener buena salud mental.

Por otra parte, y según el estudio de la división de Adecco, la sobrecarga de trabajo es el principal aspecto que puede generar problemas de la salud mental, para un 68,41% de directivos encuestados. Le sigue el no poder conciliar entre la vida personal y laboral (60,66%), el entorno de trabajo conflictivo (56,20%) y la no desconexión (51,94%). En menor medida señalan la falta de reconocimiento (41,28%) y la falta de promoción (27,52%).

Los ejecutivos de 45 a 54 años, en mayor porcentaje que el resto, indican que la sobrecarga de trabajo y el entorno de trabajo conflictivo son aspectos que pueden empeorar la salud mental.

IGUALDAD

El estudio analiza también la igualdad de género en el ámbito empresarial y concluye que el 61,24% de los ejecutivos explica que en su compañía no se adoptan medidas para favorecer el acceso de mujeres a puestos directivos. En cambio, el 38,76% asegura que su organización sí está poniendo en marcha alguna iniciativa para ampliar la cifra de mujeres en puestos de responsabilidad.

Poniendo el foco en las medidas necesarias para la consecución de la igualdad de género y la diversidad en el ámbito laboral los encuestados destacan como prioritarias el apoyo interno de la empresa (55,43%), la formación de los empleados y directivos (49,42%) y el apoyo de instituciones públicas (37,21%).

Además, la mitad de los encuestados en el III Barómetro ‘LHH Executive sobre Liderazgo Directivo en España’ señala que hay menos de un 30% de mujeres con cargos directivos en su empresa. Asimismo, el 35,27% indica que hay entre un 30% y un 50% de mujeres directivas en su compañía y en tan solo un 14,73% de las empresas hay más del 50% de mujeres con cargos directivos.

Preguntados por las razones por las que no hay igualdad en el seno de la empresa, los directivos destacan la falta de oportunidades como el principal motivo de la desigualdad de género en puestos directivos (41,09%). En menor medida le siguen, la maternidad (26,68%), la discriminación por razón de género (26,74%) y, por último, la falta de ambición (18,80%).

SOSTENIBILIDAD

Por último, el estudio aborda la apuesta por la sostenibilidad desde las empresas. Entre las acciones que más se despliegan, la mitad de los encuestados señala el reciclaje de todos los residuos y la economía circular como una práctica sostenible que lleva a cabo su empresa (47,67%). Destacan también, el uso de materiales reciclados y de origen orgánico (34,69%), fomentar el teletrabajo (32,95%) y tener un modelo de negocio sostenible (31,20%).

En menor medida, el 25% de los líderes encuestados declara usar energías renovables y solo el 13,76% el fomento de la alimentación vegetariana o vegana. Sin embargo, el 12,40% de los directivos y directivas indica que no se lleva a cabo ninguna práctica sostenible en su empresa.

Entrada siguiente

Los criterios sociales se imponen cada vez más en la ESG de las empresas, según los presidentes de Ferrovial, Redeia e ICO

Jue Ene 12 , 2023
– Intervienen en una mesa redonda en el Spain Investors Day MADRID, 11 (SERVIMEDIA) El capítulo social se está imponiendo cada vez más en la definición de las políticas de las empresas en materia de sostenibilidad, por encima de las otras dos patas que configuran la estrategia ESG: medioambiental y […]

Otras Noticias Relacionadas