Los psicólogos recuerdan que el suicidio es un «auténtico problema de salud pública» que causa 4.000 muertes anuales

– El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid manifiesta su «firme compromiso» para «visibilizarlo»

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid mostró este jueves su «firme compromiso» para «seguir contribuyendo a la visibilización» del suicidio como un «auténtico problema de salud pública» y recordó que causa cerca de 4.000 muertes al año en España. «Tres veces más que los fallecimientos por accidentes de tráfico y 70 veces más que las muertes por violencia de género», lamentó.

Así lo subrayó su decano, José Antonio Luengo, en un comunicado emitido coincidiendo con la conmemoración el sábado del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el que recordó que este fenómeno, además, «provoca un insondable drama en el entorno donde se produce».

En este sentido, hizo hincapié en que el suicidio «afecta e impacta de manera trágica a las familias, a los entornos cercanos a las víctimas y a las comunidades» y estimó que, por cada persona que decide quitarse la vida, entre seis y ocho personas de su entorno cercano «pueden quedar dramáticamente marcadas para el resto de su vida».

Asimismo, sentenció que, por cada muerte por suicidio, «se han producido 20 intentos que definitivamente no se consuman» y advirtió de que «estamos llegando tarde» para atajar esta problemática y de que «el tiempo es ahora». «Tiempo para mostrar, informar, sensibilizar a la sociedad en su conjunto», además de para «formar» a los agentes y profesionales «esenciales» en el «cuidado y atención a las personas y, especialmente, a las poblaciones vulnerables por diferentes causas», abundó.

A este respecto, Luengo defendió que la «incontestable alarma social» que provoca el fenómeno requiere del «compromiso de todos» para «frenar» lo que consideró una «escalada de dolor y sufrimiento» que ha sido «arrinconada, despreciada y alejada de la opinión y la reflexión pública durante tanto tiempo».

Luengo quiso hacer hincapié en que «existen alternativas al suicidio» e instó a «brindar esperanza a quienes atraviesan por circunstancias difíciles». «Los tres niveles de políticas preventivas planteados por el modelo OMS, prevención universal, selectiva e indicada, son imprescindibles para desarrollar una adecuada política al respecto de este fenómeno, como lo es el diseño e implementación de un Plan Nacional para la prevención del Suicidio», agregó.

De otro lado, estimó «urgente» también trabajar con políticas preventivas «que ya cuentan con evidencia científica» además de «avanzar» en la detección temprana y el seguimiento e intervención con personas en riesgo. Junto a ello urgió a incrementar los recursos en salud mental especializada y en la atención psicológica en Atención Primaria y abogó por «ahondar» en la «colaboración» con los ayuntamientos para el impulso de programas de información, sensibilización y formación y por «seguir trabajando para el desarrollo de buenas prácticas informativas» en prensa.

HABLEMOS DE SUICIDIO

El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid inició el año pasado una campaña con vocación de estabilidad en el marco de su proyecto ‘Hablemos de suicidio’ y a lo largo de estos 12 meses más de 4.000 profesionales han participado en este programa, se han producido más de 8.000 visitas a los vídeos de las distintas actividades realizadas y se han firmado 11 convenios con distintas Asociaciones de Prevención del Suicidio, entre otras acciones.

En el marco de este proyecto, el colegio inicia este curso con la celebración de la Jornada ‘Hablemos de suicidio. ¿Y después, qué? Prevención del suicidio en diferentes ámbitos’, que tendrá lugar el próximo 13 de septiembre y a lo largo de la cual se abordarán diferentes contenidos en torno al fenómeno que pretenden servir de «guía y eje para la definición y desarrollo de actividades a lo largo de los siguientes meses».

Además, entre las actividades que se encuentran en fase de preparación para su «inmediata» puesta en marcha se encuentra el desarrollo del Proyecto PsiCE (Psicología en centros educativos), en colaboración con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y que nace para responder al reto educativo y sociosanitario «de primera magnitud» que representan los problemas psicológicos y socioemocionales en adolescentes.

Este proyecto recogerá información de variables sociodemográficas, problemas emocionales y comportamentales, depresión, ansiedad, afecto positivo y negativo, suicidio, autoeficacia, bienestar emocional, autoestima, comportamiento prosocial, consumo de sustancias, regulación emocional, rendimiento académico, calidad de vida, rendimiento cognitivo y funcionamiento social.

Entrada siguiente

"El periodista es el único instrumento que se necesita para luchar contra las noticias falsas"

Jue Sep 8 , 2022
– Directores de medios de comunicación explican que el deber de verificar del profesional es capaz de frenar la mayoría de los bulos – La agencias de verificación pueden complementar la labor de los medios de comunicación en temas especializados VÍDEO: los clientes de Servimedia disponen de imágenes y sonido […]