La concesión de préstamos a empresas en España se endureció en el primer trimestre ante el impacto de la guerra

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

Los criterios de concesión de préstamos a las empresas en España se habrían endurecido en el primer trimestre de este año, en un contexto de mayor incertidumbre, problemas de abastecimiento de algunos productos y aumento de los costes energéticos y de otras materias primas como consecuencia del impacto de la guerra en Ucrania, y para el segundo trimestre se espera un nuevo endurecimiento, que sería de mayor intensidad para las empresas que para los hogares.

Así lo releva la ‘Encuesta sobre Préstamos Bancarios’ del Banco de España publicada este martes en la que se pone de manifiesto el endurecimiento en las concesiones para las empresas tanto en España como en el conjunto del área del euro en los primeros tres meses del año. Los principales determinantes de esta evolución fueron la mayor percepción del riesgo y la menor tolerancia a este por parte de los intermediarios financieros.

Según el tamaño de las empresas, las concesiones se endurecieron más para las pymes que para las compañías más grandes.

Las condiciones generales de las nuevas operaciones no habrían presentado cambios entre enero y marzo y la demanda se habría mantenido estable.

En el caso de los créditos concedidos por las entidades financieras españolas a los hogares, los criterios de concesión se habrían mantenido estables tanto para adquirir vivienda como para consumo y otros fines. En cambio, en la eurozona los criterios de concesión se habrían mantenido estables en los préstamos para adquisición de vivienda y habrían registrado una cierta relajación en la financiación para consumo y otros fines.

En cuanto a las condiciones generales aplicadas, habría más dispersión, pues, mientras que en España solo habrían variado las aplicadas a los créditos concedidos a los hogares para adquisición de vivienda, que se habrían relajado algo, en la Unión Económica y Monetaria (UEM) se habrían endurecido tanto en el segmento de financiación a las empresas como en el de créditos concedidos a los hogares para adquisición de vivienda, y se habrían relajado en el de préstamos a las familias para consumo y otros fines.

Por su parte, la demanda de fondos para la compra de vivienda habría crecido de nuevo entre enero y marzo, fundamentalmente como consecuencia del aumento de la confianza de los consumidores, y, en menor medida, por las buenas perspectivas del mercado de la vivienda y el reducido nivel de los tipos de interés.

«Parece, por lo tanto, que la creciente incertidumbre que se habría puesto de manifiesto en marzo, con el estallido de la guerra en Ucrania, no habría afectado aún de forma significativa a las solicitudes de fondos de este segmento», destaca la encuesta.

La demanda de crédito para consumo y otros fines habría aumentado también durante el primer trimestre de 2022, impulsada por un mayor gasto en bienes de consumo duradero y por la mayor confianza de los consumidores.

SEGUNDO TRIMESTRE

De cara al segundo trimestre de este año, las entidades financieras de las dos áreas esperan una contracción generalizada de la oferta de crédito, de mayor intensidad para las empresas, «probablemente como reflejo de la elevada incertidumbre» sobre cómo puede afectar la guerra en Ucrania al riesgo crediticio y de las expectativas de una política monetaria menos acomodaticia.

Respecto a la demanda, las entidades financieras españolas anticipan una disminución generalizada, mientras que las de la eurozona creen que las solicitudes provenientes de las empresas seguirán aumentando, las de los hogares para consumo y otros fines se mantendrán sin variaciones, y descenderán las de las familias para comprar una vivienda.

En cuanto a las medidas no convencionales de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), las entidades financieras prevén que los efectos favorables sobre su situación financiera y su política crediticia se vayan reduciendo en los próximos meses.

En particular, en los programas de compras se espera que en los seis próximos meses tengan un efecto negativo sobre las entidades financieras y que propicien una «cierta contracción» de la oferta de préstamos y un descenso del volumen de crédito concedido.

Los efectos del tipo de interés negativo de la facilidad de depósito del BCE no han tenido un impacto significativo sobre las entidades, según señalaron en la encuesta. Tampoco prevén que vaya a tener un impacto significativo en los seis próximos meses.

Entrada siguiente

La Comunidad de Madrid creó en febrero una de cada cuatro nuevas empresas en España

Mié Abr 13 , 2022
MADRID, 12 (SERVIMEDIA) La Consejería de Economía, Hacienda y Empleo informó este martes de que la Comunidad de Madrid ha liderado la creación de nuevas empresas en febrero de este año concentrando el 24,5% (2.262) del total en España –una de cada cuatro- y más del 60% del capital suscrito […]